Economía y Negocios

Bancos centrales del mundo podrían seguir con fuertes subidas de tipos en su lucha contra la inflación

Bancos centrales

Los principales bancos centrales de todo el mundo están próximos a cerrar el año 2022 por lo que se prevé una fuerte subida de tipos en su lucha contra la inflación que azota a la economía mundial. Hay expectativas en torno a una subida de tipos de interés de 50 puntos por parte de la Reserva Federal estadounidense por lo que los inversores se centran en los indicios de hasta qué punto podrían subir los tipos el Banco Central estadounidense en esta última instancia.

Los bancos centrales miran atentamente a la FED

Los datos de inflación y la reunión de la Reserva Federal probablemente marcarán el ritmo de las acciones norteamericanas de cara a lo que queda del año e inicio del próximo mes. Otros bancos centrales, como el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo es probable que también suban los tipos medios en su reunión del jueves.

Los futuros de los fondos de la Reserva Federal estadounidense apuntan a una probabilidad del 78% de que el Banco Central norteamericano suba los tipos de interés 50 puntos básicos el miércoles. Por otra parte, hay una probabilidad del 21% en que la subida sea de 75 puntos básicos.

La FED ha subido los tipos de intereses 375 puntos básicos en lo que va del año incluida cuatro subidas consecutivas de 75 puntos básicos. Todo esto representa el ciclo de subida de tipo más rápido desde la década de 1980, una acción que intenta combatir la creciente inflación y que es analizada de cerca por el resto de los bancos centrales del mundo. Sin embargo, Jerome Powell indicó que podría haber llegado el momento de ralentizar el ritmo de subida de tipos.

El Banco de Inglaterra también hace lo suyo

Es muy probable que el Banco de Inglaterra suba los tipos de interés en 50 puntos básicos, lo que representaría un 3,5%, a pesar del deterioro de las previsiones económicas. De concretarse esta estadística sería su cuota más alta desde el 2008. Otros bancos centrales pueden que sigan la misma tendencia.

El Reino Unido afronta una inflación que ha tocado techo al alcanzar máximos de 41 años en el mes de octubre con el 11,1%. Esto significa más de cinco veces el objetivo fijado por el Banco Central de Inglaterra, a saber, 2%.

Gran parte del aumento de la inflación ha sido impulsada por la crisis de los precios de la energía derivados de la guerra por la invasión de Rusia a Ucrania. También se han sumado otros factores como la escasez de mano de obra provocada por el Brexit y las secuelas de la pandemia del COVID-19 por lo que la inflación puede disminuir lentamente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario