Salud y Belleza

El orden correcto que debe llevar tu rutina facial

Mujer y su rutina facial

Una de las cosas que ahora forman parte de nuestra vida es la rutina facial. Hay que reconocer que en años anteriores solíamos restarle importancia a este tipo de cuidados, pero gracias a que muchas personas, incluso artistas lo promueven, cada vez crece el número de usuarios que se hacen conscientes de ello. Por tal motivo, es común ver a muchos mantener su rutina fácil al pie de la letra.

Ahora bien, ¿significa esto que lo único importante es el tipo de producto que usemos? No, no solo es cuestión de aplicar productos, también debemos considerar el orden en que estos son aplicados. De hecho, especialistas en la salud aseguran que si seguimos el orden correcto de aplicación en nuestra rutina facial, la piel logrará absorber mejor los productos, y se maximizará tanto su eficacia como sus beneficios.

¿De qué beneficios se trata? Dichos beneficios incluyen minimizar los efectos de los rayos solares y retrasar el envejecimiento. Por otro lado, tienen la intención de hidratar, reducir imperfecciones y al mismo tiempo proteger la piel de la contaminación y de otros elementos. Todo esto en conjunto, contribuye a la reducción de posibilidades de padecer cáncer de piel o empeorar ciertas afecciones como la psoriasis.

Paso núm. 1 – Uso del limpiador

El limpiador siempre debe ser el primer producto a utilizar, pues es éste el que hará posible la buena preparación de la piel. Su uso te ayudará a deshacerte de la suciedad acumulada, el aceite, el maquillaje y otros desechos que estén sobre la piel. Por otro lado, es necesario elegir un limpiador que esté acorde con el tipo de piel que tengas a fin de conseguir mejores resultados.

Paso núm. 2 – Aplicación del tónico

Podemos decir que el tónico es un paso de la rutina facial importante, pero no estrictamente necesario. Se trata de un producto que se puede utilizar bien sea con una bola de algodón o con una almohadilla. El objetivo del tónico facial es preparar la piel y acondicionarla para que pueda absorber con mayor facilidad y profundidad el resto de los productos que serán aplicados.

Paso núm. 3 – Colocación del sérum

La colocación del sérum es el siguiente paso tras usar el limpiador y el tónico. Este producto contiene nutrientes concentrados y antioxidantes que pueden ser absorbidos con mayor facilidad, cuando la piel está ligeramente húmeda por un limpiador. Existen distintos tipos de sérum, así que puedes elegir según prefieras. Sus beneficios harán que tu piel luzca más radiante e iluminada.

Paso núm. 4 – Hidratación y protector solar

Una crema hidratante sirve como barrera protectora natural de la piel que puede ayudarte a prevenir el daño ambiental. Además, hidrata la piel y sella los productos que ya han sido colocados. En este sentido, recomendamos el uso del ácido hialurónico. Luego, como último paso, debe ser la aplicación del protector solar. Este debes utilizarlo todos los días, aún cuando no salgas de casa.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario