Actualidad

‘Resistir en barricada es amargo: no sabes si vas a volver a casa’

mano con balas

No quiero dejar sin oportunidades a mi hijo y verlo a la cara cuando me diga que su sueño es irse del país porque aquí no pudo desarrollarse como profesional», asegura Daniel García.

Desde el 28 de abril, en distintos extremos de Cali, como en otros sitios del país, salieron a la calle y lograron el retiro de proyecto de Reforma tributaria y la salida de un Ministro.

En  Puerto Resistencia  (antes Puerto Rellena), Paso del Comercio (vía a Palmira), Sameco (a Yumbo), Juanchito (a Candelaria), carrera 100 calle Quinta (a Jamundí), Portada al Mar, Siloé y Puente de los Mil Dias están las mayores barricadas y tropeles.

Las autoridades hablan de civiles armados. Manifestantes responden que usan escudos y piedras.

«Cuando estamos en el punto de resistencia, hay una tensión en el ambiente muy grande. Todos estamos alerta esperando para ver por dónde van a salir al ataque. Resistir en barricada a veces es amargo, uno no se sabe si se va a voler a casa», comenta Daniel García, de 36 años, quien no niega el miedo de recibir un impacto y perder la vida como le sucedió al estudiante Yeison Angulo el primero de mayo y al artista Nicolás Guerrero el 2 de mayo, en Paso del Comercio; a los futbolistas Kevin Agudelo y Harold Rodróguez y a José Emilson Ambuila, en Siloé el 3 de mayo.

Sus mejores escudos no son armaduras forjadas con antelación. Por el contrario: se protegen con las señales viales y algunas laminas, esperando que estas detengan los posibles impactos que se avecinen.

Según la ONG Temblores, desde el inicio de las protestas, han muerto 40 personas en acciones de la fuerza pública en Colombia. Solo en Cali se reportan más de 500 lesionados, entre ellos 177 policías.

Las jornadas diurnas son agitadas porque la Policía tiene la orden de despejar las vías. Los manifestantes se van y vienen cuando hay uso de gases lacrimógenos. La noche es más incierta porque se han usado

Asegura que su motivación para estar en ‘Primera línea’, como se conoce a quienes están en ese lugar de choque, es su hijo, de 4 años, porque quiere que crezca en un país con más oportunidades e igualdad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario