Tecnología

Misión Artemis I: científicos de la NASA descubre el fallo que obligó a posponer el lanzamiento

Artemis

Los astrónomos de la misión Artemis I se vieron obligados a posponer el lanzamiento a la luna el pasado lunes 29 de agosto cuando uno de los cohetes del SLS que debía impulsar la nave Orión no se enfrió adecuadamente durante las tareas de refrigeración. Aunado a esto también se detectó una posible fuga de hidrógeno.

Toda esta situación fue un verdadero dolor de cabeza para los científicos pues por más que intentaron distintas formas de refrigerarlo, no lograron hacerlo. Con todo, ya descubrieron que el verdadero problema no era un fallo en los motores del cohete SLS sino en uno de los sensores de temperatura.

Un sensor de temperatura averiado pospone a Artemis I

La NASA ha explicado que el verdadero problema en el motor que en teoría no se refrigeraba era un fallo en uno de los sensores de temperatura que no medía adecuadamente los páramos. Aunque es una buena noticia que solo sea un fallo de esta naturaleza, a fin de solucionar los problemas en el cohete, tendrían que llevarlo al edificio de ensamblaje de vehículos del Centro Espacial Kennedy, algo que tomaría mucho tiempo por lo que podría posponerse la misión Artemis I hasta octubre.

Una investigación detallada de los astrónomos que inspeccionaron físicamente uno a uno los cohetes en busca del error en la temperatura, determinó la razón bastante inesperada: la medición de uno de los sensores de temperatura no estaba alineada con la física que los rodeaba, en pocas palabras, no funcionaba correctamente.

De allí que los científicos están trabajando en un plan preliminar para ver si de momento, a través de otras mediciones, pueden garantizar la buena salud de los cohetes sin tener que contar con el sensor en concreto que arroja valores equivocados. Aunque es cierto que es un plan que conlleva cierto riesgo, solo tomarán dicha decisión si consideran que todo va a salir bien.

¿Cuándo se lanzará a la misión Artemis I?

Si efectivamente el único problema en los motores del cohete es el sensor, los científicos creen que los datos del resto de los sensores que miden entre otras cosas parámetros como la presión pueden darles una idea sobre el estado de refrigeración del sistema SLS.

Sin embargo, están deben prestar especial atención a la zona del motor en la que se produjo la posible fuga de hidrógeno. Hay que asegurarse de esto puesto que podría ser fatal para la misión. Este sábado 3 de septiembre podrían intentar nuevamente lanzar la misión Artemis I si las condiciones meteorológicas lo permiten.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario