Actualidad

Los detalles que deberías conocer sobre la hipoteca inmobiliaria

Hipoteca inmobiliaria

Pudiéramos decir que la frase “hipoteca inmobiliaria” suele producir ciertos temores en la vida de muchos, al igual que el contrato de arras. Mientras que otros ni siquiera tienen idea de qué se trata. Y sí, la realidad es que muy pocos tienen el conocimiento suficiente como para saber qué es una hipoteca inmobiliaria y cómo se lleva a cabo. Aunque en cierto sentido represente una gran responsabilidad, hay que resaltar que puede resultar una solución muy práctica para todos.

Qué es una hipoteca inmobiliaria

Una hipoteca inmobiliaria es un recurso que sirve para garantizar el cumplimiento de un compromiso u obligación. Una hipoteca le otorga la posibilidad al acreedor de promover en cierta medida a que el deudor cumpla con su obligación. En caso de que la persona deudora se rehúse a devolver el dinero o no pueda cancelar su deuda, el acreedor adquiere el poder del inmueble y puede disponer de ella a fin de recuperar lo que ha perdido.La hipoteca inmobiliaria no sólo se constituye con el objetivo de garantizar obligaciones nacidas de contratos de préstamo. De hecho, también puede garantizar, por ejemplo, obligaciones nacidas de cuentas corrientes de crédito, títulos transmisibles por endoso o al portador, o el buen fin de letras de cambio. Gracias a la hipoteca inmobiliaria se consigue facultar al acreedor a promover la venta de los bienes gravados, sea cual sea su propietario.El contrato de una hipoteca inmobiliaria requiere de gran responsabilidad por ambas partes, principalmente por parte del deudor. Lo cierto es que para liberar un inmueble de una hipoteca, la persona deudora tendrá que cumplir su obligación íntegramente. Por eso, podemos decir que la hipoteca inmobiliaria es un bien indivisible, puesto que sirve como garantía para el acuerdo. En caso de incumplimiento, las arras pasarán al acreedor.

Usos que pueden dársele a una hipoteca inmobiliaria

Una hipoteca inmobiliaria viene como garantía de pago. No suele ser un recurso al que se opta a la primera, por lo que representa el compromiso. Sin embargo, la opción de conseguir cierta cantidad de dinero para cubrir otros gastos empresariales, estudiantiles o incluso de salud es de gran ayuda. Optar por esta opción no debería ser un problema siempre y cuando se cuente con lo necesario para devolver el dinero y sus intereses en el plazo fijado.

Consejos a tener en cuenta sobre una hipoteca inmobiliaria

Algunos de los consejos a tener en cuenta son los siguientes:

Evita realizar grandes gastos previo a la solicitud de préstamo

Uno de los errores más grandes al momento de hacer un préstamo hipotecario es realizar una compra enorme a pocos días de hacer la solicitud. Toma en cuenta que si la cantidad de deudas que tienes son altas, será más complicado que la entidad bancaria acepte tu petición.

Haz lo posible por conservar tu trabajo

Mostrar ante la entidad que cuentas con un empleo constante y estable forma parte esencial para obtener un buen préstamo. Toma en cuenta que los cambios de trabajo pueden dar la impresión de que no eres una persona responsable y que por tanto será complicado devolver el dinero.

Busca una entidad bancaria que sea realmente confiable

Existe una gran variedad de opciones cuando se trata de entidades bancarias y prestamistas. Sin embargo, te recomendamos no irte con la primera opción que tengas a la vista. Es necesario que te asegures de que hay un contrato establecido y que las tasas de interés no son muy elevadas.

Lo que analiza la entidad crediticia para conceder la hipoteca

  • Tus avales.
  • Tus ahorros.
  • Tu historial crediticio.
  • Tu estabilidad laboral.
  • Tu edad y situación personal.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario