Salud y Belleza

La hipertensión arterial es producida por la acumulación de sodio en el cerebro según estudio

Hipertensión arterial

La acumulación de sodio en el cerebro puede estar relacionada con la hipertensión arterial según estudios de la Universidad de Sao Paulo realizados por investigadores del Instituto de Ciencias Biomédicas. El artículo publicado en la revista científica Molecular and Cellular Neuroscience y Experimental Physiology muestra como la retención de sodio en el líquido cefalorraquídeo podría ser la explicación para el aumento de la presión arterial.

La acumulación de sal en el líquido cefalorraquídeo produce hipertensión arterial

Los investigadores realizaron experimentos en ratones a los que le suministraron una solución de agua con cloruro de sodio al 2% durante una semana. El resultado fue que los animales desarrollaron hipertensión arterial. Los investigadores también observaron la acumulación de sal en el cerebro específicamente en el líquido cefalorraquídeo.

Los animales expuestos a altos consumos de sal además de hipertensión acumularon sodio en el LCR (un líquido que protege el sistema nervioso central), mas no en la sangre. También experimentaron la activación de los astrocitos, las células más abundantes del sistema nervioso central. Es por esto que los investigadores sugieren que la hipertensión arterial está relacionada con un componente neural producido por el exceso de sodio retenido en el LCR.

Concluyen que el siguiente paso es investigar más a fondo los mecanismos fisiológicos que están relacionados con la acumulación de sodio en el líquido cefalorraquídeo y su vinculación con la hipertensión arterial. También observaron que los astrocitos se activaron a un mayor nivel en los cerebros de los ratones que ingerían mayor cantidad de sal.

¿Por qué es un estudio significativo?

Uno de los investigadores explicó que los astrocitos son células que soportan neuronas, pero además están implicadas en la liberación de varios neurotransmisores. Uno de ellos son las ATP (Trifosfato de adenosina) molécula responsable del metabolismo energético celular pero que también tiene función como neurotransmisor.

Notaron que con el alto consumo de sal los astrocitos se activan intensamente lo que podría explicar el cambio o alteración de las funciones de las células neurales. Los investigadores afirman que la acumulación de sodio en el líquido cefalorraquídeo está relacionada con enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas como el Alzheimer.

Concluyen que el exceso de sal tiene un impacto negativo tanto en el cerebro como en el resto del organismo. De allí que instituciones como la Organización Mundial de la Salud recomiendan que las personas moderen el consumo de sal hasta 5 g al día.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario