Actualidad

Es posible hacer kombucha en casa ¿cómo hacerla?

La kombucha ha ganado popularidad como bebida refrescante y rica en probióticos. Aunque se puede adquirir fácilmente en tiendas, muchos aficionados prefieren elaborar su propia kombucha en casa. De este modo, pueden asegurarse de que tenga exactamente los ingredientes que necesitan y desean.

Si eres parte de los aficionados que desean comenzar a hacer su propia bebida, aquí te explicaremos el proceso de cómo hacer kombucha desde cero, proporcionándote una guía paso a paso para ayudarte a que tengas éxito con elaboración casera.

Equipo e ingredientes

Claramente, antes de comenzar con esta preparación, debes asegurarte de tener todo lo necesario para tener resultados beneficiosos. Para hacer kombucha en casa, necesitará el siguiente equipo e ingredientes:

Equipo

  • Un tarro de cristal grande o un recipiente para colar (de 1 galón de capacidad o más)
  • Una tapa transpirable (como un paño o un filtro de café) y una goma elástica
  • Botellas de vidrio con tapas herméticas para embotellar la kombucha terminada
  • Un paño limpio para cubrir el recipiente durante la fermentación
  • Un termómetro de fermentación (opcional pero recomendado)
  • Un embudo para embotellar

Ingredientes

  • 1 SCOBY (obtenido de una fuente de confianza o de un lote anterior)
  • 8-10 bolsitas de té negro o verde (evita los tés aromatizados)
  • 1 taza de azúcar granulado
  • Agua filtrada (el agua del grifo puede contener productos químicos que pueden dañar la scoby)

Proceso de elaboración

Ahora bien, después de asegurarte de que tienes todos los ingredientes que necesitas es momento de comenzar con la preparación. Sigue cuidadosamente los siguientes pasos:

  • Prepara el té: Hierve 4 tazas de agua filtrada y añade las bolsitas de té. Deja reposar el té entre 5 y 7 minutos. Retira las bolsitas de té y añade el azúcar hasta que se disuelva por completo. Ahora agrega 8 tazas de agua filtrada fría para enfriar el té.
  • Añade la scoby: Transfiere el té endulzado al recipiente de infusión. Coloca suavemente el scoby sobre el té, es normal que el scoby flote, se hunda o incluso cambie de posición durante la fermentación.
  • Fermentación: Cubre el recipiente con un paño limpio o un filtro de café y fíjalo con una goma elástica. Coloca el recipiente en un lugar cálido y bien ventilado, alejado de la luz solar directa. Deja que la kombucha fermente durante 7-14 días, dependiendo del sabor deseado y de la temperatura ambiente.
  • Prueba de sabor: Después de 7 días, empieza a probar la kombucha con una cuchara limpia. Cuando alcance el nivel deseado de dulzor y acidez, estará lista para embotellar. Cuanto más tiempo fermente, más ácida y menos dulce será la kombucha.
  • Embotellado: Retira con cuidado la scoby y déjala a un lado en un recipiente limpio. Vierte la kombucha fermentada en botellas de vidrio utilizando un embudo, dejando un poco de espacio en la parte superior. Cierra las botellas herméticamente y guárdalas a temperatura ambiente durante 1-3 días para la fermentación secundaria, que crea la carbonatación.
  • Disfrutar y repetir: Una vez completada la fermentación secundaria, refrigera las botellas. La kombucha seguirá desarrollando su sabor en la nevera, pero a un ritmo mucho más lento. Disfruta de tu kombucha casera y empieza un nuevo lote utilizando el scoby y el líquido iniciador del lote anterior.

Seguridad y consejos

Cuando decidas hacer tu propia kombucha, existen diferentes consejos de seguridad que te serán de gran utilidad para que los resultados sean exitosos y evites cualquier inconveniente durante el proceso.

  • Mantén una higiene adecuada durante todo el proceso de elaboración para evitar la contaminación.
  • Evita utilizar utensilios o recipientes metálicos, debido a que pueden reaccionar con la kombucha.
  • Si detectas moho u olores desagradables durante la fermentación, deseche el lote y empieza de nuevo.
  • Experimenta con diferentes variedades de té, frutas, hierbas y especias para crear perfiles de sabor únicos.

Elaborar kombucha en casa es un proceso apasionante y gratificante. Siguiendo los pasos descritos en esta guía, puedes crear tu propia kombucha rica en probióticos y sabrosa. Recuerda mantener una higiene adecuada, ser paciente durante la fermentación y disfrutar del proceso de elaboración de tu kombucha casera.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario