Entretenimiento

Colores de la ruleta del casino: cuáles son y qué significan

Ruleta

Negro, rojo y verde, los colores que siempre han estado identificados con el popular juego de ruleta. ¿Significan algo?

Para nadie es un secreto que uno de los juegos favoritos, tanto para quienes van al casino como para quien juega en línea, es la ruleta. Si le sumamos el póker y el blackjack, se trataría del tridente por excelencia de juegos con crupier en los centros de entretenimiento. Ahora, ¿qué sabes sobre los colores de la ruleta del casino? ¿Tienen algún significado? Aquí te aclaramos esa duda.

Pero primero te contaremos un poco sobre la historia de la ruleta y el cómo se juega. Así, le damos un poco más de contexto a lo que debes saber sobre los colores que están tanto en la rueda como en el tapete de apuestas.

Un poco de historia

La invención de la ruleta se dio en el siglo XVII, y se la debemos al matemático francés Blaise Pascual, quien diseñó la primera versión del juego. El nombre inicial fue «roulette», que en el idioma de su creador quiere decir «rueda pequeña».

El juego se popularizó en Europa, y a la fecha es imposible imaginar un casino, ya sea físico o virtual, que no cuente con este juego entre sus opciones. Todo empezó en Montecarlo, cuando los hermanos Blanc, en el lejano siglo XIX, instalaron algunas mesas en el Casino de Montecarlo. Desde ese momento, la popularidad de la ruleta creció como la espuma y cruzó fronteras.

Actualmente, se utilizan dos tipos de ruletas; la europea – o francesa- y la americana. La principal diferencia es que la primera de ellas lleva los números del 1 al 36, y cuenta con una casilla de 0 (simple cero). La segunda cuenta con los mismos números, pero le añade una casilla adicional: el 00 (doble cero). Además, en ambas versiones las posiciones de los números, tanto en la ruleta en sí como en el tapete de las apuestas, son diferentes.

¿Cómo jugar ruleta?

Para poder jugar a la ruleta lo primero que se debe hacer es encontrar una mesa. Luego, se debe contar con las fichas o el dinero que se quiere apostar. Una vez que tengas elegida la mesa y el monto de dinero a jugar, el siguiente paso será el colocar las apuestas, y para esto hay un tiempo determinado, así como una amplia variedad de opciones.

Por ejemplo, se puede apostar a un número en particular (la apuesta que mejor paga), o incluso a cualquiera de los colores de la ruleta del casino (rojo o negro), lo cual minimiza el riesgo de pérdida, pero, también, disminuye el potencial pago. Lo bueno de este juego es que puedes realizar diversas combinaciones, incluyendo números pares o impares, altos o bajos, docenas, columnas, esquinas, entre otros.

Durante el proceso de las apuestas, el crupier será el encargado de girar la rueda y lanzar la bolita. Una vez que la bolita cae en una de las casillas, el crupier determinará a los ganadores y perdedores de la ronda, realizando los cobros o pagos correspondientes, y alistando todo para una nueva ronda, que seguirá los mismos pasos que la anterior.

Los colores en la ruleta

Lo primero que debemos saber sobre los colores de la ruleta del casino es que son tres: rojo, negro y verde. El primero de ellos cuenta con 18 espacios en el tablero: 1,3,5,7,9,12,14,16,18,21,23,25,27,30,32,34 y 36, lo que es equivalente el 47.4% de la rueda. Por cierto, este porcentaje cambia en la ruleta europea pues cuenta con una casilla menos.

El color negro, al igual que el rojo, ocupa 18 espacios en la ruleta americana: 2,4,6,8,10,11,13,15,17,19,20,22,24,26,28,29,31,33 y 35. Por ende, estamos hablando del mismo 47.4% de probabilidades en la rueda, aunque sí se juega la europea – que tiene una casilla menos -, este porcentaje subiría a 48.6%.

La casilla diferente entre la ruleta americana y la europea es justamente el color restante: la verde. ¿Por qué? Porque en la primera hay dos casillas de dicho color (0 y 00), obteniendo una probabilidad del 2.6% por lanzada. En cambio, en la europea solo hay una (0), eliminando una de las casillas verdes y disminuyendo la probabilidad de que salga (pero aumentando que la bola caiga en una roja o negra).

Como hemos podido ver, los colores de la ruleta del casino únicamente facilitan la distinción de los números, y ayudan a realizar apuestas con mayor notoriedad. Más allá de eso, no hay una razón clara del motivo por el cual se eligieron el rojo, negro y verde. Eso sí, no cabe duda de que se trata de un juego muy divertido, y que si te gustaría empezar a practicarlo, debes aprender cómo jugar ruleta de manera gratuita, en plataformas digitales. Las apuestas vienen después. 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Añadir comentario

Haz clic aquí para publicar un comentario